Venimos de una familia empresarial por lo que teníamos muy claro que lo nuestro era emprender, abriendo nuestra primera zapatería JC EN 1999 en la calle Augusto Figueroa, que es conocida como la calle del calzado en Madrid. Debido a la afluencia de público y de ventas decidimos ampliar nuestro negocio con otros dos puntos de venta en la misma calle.

El segundo fue en 2007 creando Suite JC  especializándonos en la línea de zapatillas de moda y en 2012 creando JC man para tener una tienda exclusiva de caballero con las marcas más punteras.

Nuestra filosofía siempre ha sido el buen calzado.